• enero 8, 2020
  • News & Trends

Los grandes retos logísticos para 2020: automatización, rapidez en envío y sostenibilidad

2020 es el inicio de una nueva década repleta de retos y oportunidades para todo tipo de industrias. Numerosos expertos coinciden que los próximos años van a ser más tecnológicos y conectados que nunca, más centrados en el consumidor y en ofrecerle valor añadido, pero sobre todo más responsables con el planeta. En el artículo de hoy hacemos repaso y desgranamos las tendencias y retos de 2020 más importantes para el área logística de muchas empresas productoras.

Según el estudio “Warehouse 2024” de Zebra Technologies Corporation, multinacional especializada en software de almacén, las estrategias de logística de los próximos años pasan por la modernización y automatización de los centros de logística y distribución para hacer frente al actual crecimiento de la economía bajo demanda. Nos enfrentamos a un consumidor más conectado y exigente que demanda entregas más rápidas y niveles más altos de servicio, valor añadido y responsabilidad sostenible. Así pues, la inversión y la implementación de nuevas tecnologías en el área logística va a ser fundamental para seguir siendo competitivos en esta economía bajo demanda.

5 tendencias y retos logísticos para 2020 a tener en cuenta en tu fábrica

1. Automatización de almacenes y adopción de nuevas tecnologías

El 71% de los responsables de fábrica, encuestados por Zebra en el mencionado estudio, planean automatizar aun más su centro logístico o almacén entre 2020 y 2024. En este apartado se plantea la necesidad de utilizar sistemas de final de línea automatizados, con mayor uso robótica y personal cualificado en estas nuevas tecnologías. De hecho el uso de nuevas tecnologías en los centros logísticos se identifica como el desafío operacional más esperado para los próximos años por el 61% de los directivos.

La automatización del final de línea, incluyendo el embalaje final, será clave para las empresas en 2020

2. Rapidez en el envío y niveles de servicio más estrictos

El sector logístico y las cadenas de distribución se enfrentan al reto de las entregas ultrarrápidas y los problemas de la “última milla”. Ya no es suficiente un buen producto, desde el punto de vista de precio/calidad, sino que esencial realizar la entrega cuando y como el cliente lo desee.

Para las empresas productoras será clave contar con una mayor integración con sus operadores logísticos exigiéndoles digitalización, trazabilidad y niveles de servicio cada vez más estrictos en la cadena de suministro. También es importante contar con equipos de final de línea totalmente automatizados que les permitan dar repuesta a estas exigencias de mayor velocidad y mejor calidad en el embalaje final del producto.

3. Talento digital para el almacén 4.0

Conjuntamente con la automatización del almacén y la digitalización en la distribución, las empresas necesitaran aun más que nunca equipos formados y perfiles digitales y especializados en nuevas tecnologías. De hecho el 60% de las compañías creen que el reclutamiento laboral, la eficiencia y la productividad de los trabajadores serán sus principales desafíos logísticos en 2020.

La profesión logística está cada vez más dignificada gracias a los avances tecnológicos, pero las empresas todavía tienen una asignatura pendiente respecto a la atracción y retención de talento logístico digital. 

Conseguir talento especializado en logística 4.0 será uno de los retos para muchas empresas

4. Adaptarse a la geopolítica comercial internacional

La geopolítica comercial y los tratados comerciales internacionales serán otro de los grandes retos para las empresas productoras que exportan. El contexto de comercio internacional, liderado por EEUU y China, es cada vez más exigente para la logística y transporte internacional con desplazamientos de cargas interminables, múltiples manipulaciones de palets y normativas de transporte cada vez más exigentes con los fabricantes. El gran reto para las empresas es poder responder a estas exigencias con una mayor seguridad y protección de la carga en la estiba de mercancías.

Las empresas deben afrontar las exigencias de los tratados comerciales en materia de transporte y seguridad de la carga

5. Logística verde y sostenibilidad

Según un estudio de la consultora Global Web Index, el 61 % de los consumidores estarían dispuestos a cambiar de marca por razones de sostenibilidad. Pero no sólo existe un consumidor cada vez más concienciado con la sostenibilidad sino que la propia cadena logística ya se está concienciado que ese es el camino a recorrer.

De hecho según la Agencia Europea de Medio Ambienteen España la actividad logística es la responsable de 25% de las emisiones de CO2, un dato un tanto alarmante ya que desde 1990 se han doblado las emisiones de la cadena logística.

El objetivo de una logística verde no sólo viene de la demanda de un consumidor, sino de los gobiernos y las propias industrias que ya está trabajando en reducir sus emisiones. Sin ir más lejos en el Acuerdo de París, 200 países se comprometieron a conseguir la descarbonización del transporte de mercancías hasta 2050.

El futuro del sector logístico pasará por adoptar alternativas de transporte más respetuosas con el medio ambiente, diseñar cadenas logísticas más eficientes y optar por materiales de envase y embalaje más sostenibles. Desde el embalaje primario hasta el embalaje final de los palets, cada grano es importante en la reducción de emisiones.

La clave tecnológica para responder a los retos

Toda las tendencias y retos para esta próxima década pasarán por la capacidad de las empresas de adaptarse a ellas gracias a las nuevas tecnologías. Una mayor automatización de sus fábricas y logísticas, una digitalización de sus cadenas logísticas y la adopción de tecnologías y soluciones de embalaje y transporte más sostenibles, serán los factores más decisivos en el área logística.

Desde Innova, cómo fabricantes y expertos en soluciones de final de línea, te ofrecemos asesoramiento para la automatización y digitalización de tu embalaje final con tecnologías más eficientes. En este contexto, el sistema de embalaje de palets Stretch Hood, es una de las soluciones más innovadoras y sostenibles que existen, ya que realiza un embalaje final que protege totalmente el producto, potencia la imagen de marca y reduce el consumo de plástico y emisiones de CO2. Consúltanos sin compromiso y te asesoraremos sobre las mejores soluciones de embalaje para mejorar tu proceso logístico.

Other related news